Naturalmente, Badajoz.

Hubo quienes vieron en la orografía marcada por los ríos Gévora y Guadiana un espacio natural donde vivir. Fue y es tan placentero este lugar, que ha sido testigo de continuos asedios y conquistas. En consecuencia, paso de muchas culturas y diferentes pobladores a lo largo de su historia. La ciudad de Badajoz.

Ibn Marwan, Badajoz.

Parece que todo surgió en el año 875 con el nombre de Batalyaus o Batalyaws, fundado por el muladí Ibn Marwan al-Chilliqui. Pero no, ya os iremos contando secretos de la existencia de asentamientos anteriores a dicha fundación, porque es evidente aunque se quiera esconder, que no fueron los primeros…

El alma de Badajoz.

Sobre el Cerro de la Muela se dice que está la zona más antigua de la ciudad y en ella se encuentra la Alcazaba de Badajoz, Monumento Histórico-Artístico. El recinto amurallado más importante de España.

En su interior destacamos el Palacio de los Condes de la Roca, siglo XVI, actual Museo Arqueológico Provincial de Badajoz y la Torre Espantaperros o de la Atalaya. Este último considerado uno de los símbolos de la ciudad junto con la recuperada y puesta en valor de la Plaza Alta. Así pues, podemos decir, que es el centro neurálgico de las actividades de ocio, cultura, historia, en definitiva del turismo de la ciudad. Es el alma de Badajoz.

Desde la Plaza Alta, podemos dirigirnos a nuestros museos e iglesias sin perder de vista el encanto de sus calles o degustar su amplia y variada gastronomía. Con ello nos vamos hacia la zona centro, la parte comercial de Badajoz.

Devoción por Badajoz.

Si hablamos de símbolos de la ciudad, tenemos que continuar hablando de dos edificios representativos: la Ermita de la Soledad y La Giraldilla (la Giralda de Badajoz).

La Ermita de la Soledad fue construida en el siglo XVII. Sufrió las consecuencias de la Guerra de la Independencia de mano de las tropas francesas por lo que tras su demolición se construyó de nuevo en su actual ubicación. Fue inaugurada de nuevomen 1935, donde se guarda la Patrona de Badajoz, la Virgen de la Soledad.

En la misma plaza se encuentra La Giraldilla o La Giralda de Badajoz. Construida a mediados del siglo XX para albergar los ya desaparecidos Almacenes La Giralda.

Corazón de Badajoz.

Continuamos con las señas de identidad de la ciudad y nos lleva directo a la Plaza de España con la Catedral de Badajoz, San Juan Bautista.

Aunque comenzó a construirse en el siglo XIII no culminó hasta finales del siglo XIV. Su sobriedad exterior contrasta con la riqueza interior de las obras de artes que se encuentran a lo largo de sus capillas. (Solo falta que nos dejen disfrutarlo a todos).

Badajoz, incansable paseo.

No podemos olvidarnos del Paseo San Francisco o de nuestra Puerta Palmas, del Fuerte de San Cristobal… En todo caso de nuestros museos e iglesias así como de muchos puntos de interés de la ciudad. Estaremos en las principales fiestas y eventos, Carnavales por supuesto, Semana Santa, San Juan, Almossasa… Eso sí, no se lo vamos a contar como los demás, haremos reportajes especiales, os contaremos anécdotas históricas, te contaremos secretos de esta gran ciudad de una forma peculiar.

Naturalmente Badajoz nace para respirar, volar, navegar… nace para sentir la naturaleza que envuelve sus baluartes.

¡Ven y no se lo cuentes a nadie!