Castillo de la Luna, Alburquerque.

Entre alcornoques y encinas se alza una fortaleza que algunos llaman el Castillo de la Luna. En consecuencia podemos ver magníficos paisajes de los Baldíos de Alburquerque . Además desde aquí podemos divisar Portugal y la unión con la Sierra de San Pedro.

Alburquerque medieval.

El Castillo de Luna, fortaleza medieval del siglo XIII, considerado uno de los más importantes de la frontera. Debe su nombre a don Álvaro de Luna, Maestre de la Orden de Santiago y Condestable de Castilla, que en 1445 construyó la imponente Torre del Homenaje, de planta cuadrada y cinco pisos de altura.

Recorreremos las calles que conservan la estructura medieval visitando la Iglesia de Santa María del Mercado, la Torre de los Cinco Picos, el barrio judío de Villa Adentrola Sinagogael barrio de la Villa Afuera con la Iglesia San Mateo o llegar hasta lo que eran los arrabales del pueblo donde está el Convento de la Madre de Dios y muchos de sus rincones góticos, renacentistas y barrocos, sin olvidar en el recorrido probar su afamada repostería.

Te enseñaremos Alburquerque, nos moveremos entre el Santuario de la Virgen de Carrión y el Castillo de Azagala. En consecuencia esperaremos que la Virgen interceda por nosotros. Encontramos numerosos restos prehistóricos como las Pinturas Rupestres del Risco de San Blas y por supuesto disfrutaremos de sus fiestas como el Festival Medieval Villa de Alburquerque.

Naturalmente Alburquerque.

Y como siempre, te contaremos secretos del pueblo que junto con el enclave natural donde se encuentra, hacen de Alburquerque de uno de los pueblos más importante de Naturalmente Badajoz, por lo que consideramos, unos de los más bonitos de Extremadura de gran interés para ornitólogos y amantes de la naturaleza.